En estos días, la nutrición es verdaderamente importante. La mitad de las  muertes en los EUA provienen de cáncer, problemas del corazón y diabetes. Todas estas enfermedades están relacionadas con nuestros hábitos alimenticios. Uno de los fundamentos de una buena salud es por lo tanto, practicar una buena alimentación.



Una vida saludable incluye: una buena alimentación, hacer ejercicio regularmente, procurar no fumar, ni tomar bebidas alcohólicas y reducir los niveles de estrés entre otros.



Aunque hay otros factores, la alimentación puede agravar las enfermedades y a su vez, puede revertir sus efectos.  Todo depende de cómo usemos el proceso llamado nutrición. Si la descuidamos provoca padecimientos, enfermedades y malestares. Si sabemos usarla, será verdaderamente útil en la prevención de enfermedades. Muchas enfermedades pueden ser prevenidas con una buena alimentación, también problemas y deficiencias genéticas pueden abatirse si se cuenta con una dieta balanceada.



Las claves para obtener una buena nutrición son: balance, variedad y moderación.



Balance: Se debe equilibrar la ingesta de grasas, carbohidratos y proteínas. Es importante no consumir más de las calorías diarias que necesitas, también es importante observar cual es su fuente. Todo esto repercute en su peso, ya sea que aumente, disminuya o se mantenga igual. Se recomienda consumir:



10 a 15 % del total de calorías de proteína 20 a 30 % del total de calorías de grasa 55 a 60 % del total de calorías de carbohidratos



Variedad: Además requieres de vitaminas y minerales, que se encuentran en los alimentos. No todos los alimentos son iguales, y no hay uno que proporcione todo lo que tu cuerpo necesita. Por ello hay que comer de todo, para que nuestro organismo obtenga lo necesario para estar en perfecto estado.



Moderación: Simplemente no debemos optar por los extremos. Ni muy poca comida, ni demasiada. Tan mal es el sobrepeso, como lo es la desnutrición. Fijar una dieta restrictiva que te limite a tomar solamente agua, por ejemplo, te pone en riesgo a no cubrir tus requerimientos de micronutrientes.  Exagerar en la ingesta alimenticia, simplemente provocara que no logres bajar de peso, si tienes planeado.



Consejos para una buena alimentación



  1. Consumir las tres comidas principales del día: desayuno - almuerzo - cena
  2. Comer gran variedad de alimentos.
  3. Tratar de mantener el peso ideal.
  4. Tomar de 10 a 12 vasos de agua en el día.
  5. Evitar los excesos de grasa saturada.
  6. Comer alimentos con suficiente fibra vegetal.
  7. Evitar el exceso de azúcar
  8. Restringir el consumo de bebidas alcohólicas
  9. Evitar el exceso de sal.
  10. No sobrepasar el consumo de 20% de proteínas
  11. Realizar actividad física acorde a su físico, edad y preferencias.  



     Para tener una buena nutrición lo ideal es buscar una dieta balanceada, un programa de ejercicio planeado, y considerar algunos suplementos nutricionales. Consulte con el profesional nutricionista para que inicie cualquier tratamiento o programa nutricional



Programa de Nutrición y Dietética de la UNIFE 

Publicado por Mi Escuelita Saludable on jueves, 14 de mayo de 2009

0 comentarios

Publicar un comentario