La diferencia es especialmente significativa en el caso de las alergias alimentarias, un 59% superior en niños y adolescentes obesos.

Los niños y adolescentes obesos son un 26% más propensos a tener algún tipo de alergia, especialmente a los alimentos, según muestran las conclusiones de un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental (NIEHS) de Estados Unidos y publicado en el último número de la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology (2009;23:1163-1169).

En realidad, tal y como reconocen los autores, el estudio no aclara si la obesidad causa las alergias, pero sugiere que controlar el exceso de peso en las personas jóvenes sería importante para disminuir las tasas de alergias infantiles y asma. En palabras del Dr. Darryl Zeldin, director clínico del NIEHS e investigador principal del trabajo, “hallamos una asociación positiva entre la obesidad y las alergias. La señal alérgica parece provenir fundamentalmente de las alergias a los alimentos. Y es que la tasa de alergia alimenticia fue un 59% mayor en los chicos obesos”.

Para el llevar a cabo el estudio, el equipo analizó los datos de 4.000 niños y jóvenes de 2 a 19 años, incluida información sobre alergias y asma. Los autores observaron una serie de factores, como los niveles totales de anticuerpos y alérgenos, el peso corporal y las respuestas a un cuestionario sobre diagnósticos de fiebre del heno, eccema y otras alergias. Los niños que tenían el índice de masa corporal (IMC) entre los de su edad fueron considerados obesos.

Por último, y por lo que respecta a los resultados, mostraron concretamente que los anticuerpos para alérgenos específicos eran superiores entre los niños que padecían sobrepeso u obesidad.

Publicado por Mi Escuelita Saludable on viernes, 19 de junio de 2009

0 comentarios

Publicar un comentario