Los huesos son estructuras vivas que necesitan el mineral de calcio para desarrollar y mantenerse fuertes. La mayoría del calcio en nuestros cuerpos -- 99% -- se encuentra en los huesos. Sin suficiente calcio, los huesos se tornan frágiles y se quiebran fácilmente con muy poca presión.

Debido a que muchos niños y adolescentes no están consumiendo la cantidad suficiente de calcio que necesitan, el número de huesos rotos y fracturados continúa aumentando en el país. Otros efectos de poco calcio en el cuerpo, como la osteoporosis, no se manifiestan hasta que somos adultos, pero esos problemas comienzan cuando no se obtiene suficiente cantidad de calcio de niños y adolescentes.

El comer y beber muchos alimentos con calcio durante la niñez puede ayudar al "banco de huesos" del niño a almacenar calcio para más tarde en su vida. Como adultos, ese calcio almacenado ayuda a los huesos a mantenerse fuertes. Si nuestros cuerpos están constatemente eliminando más calcio que reemplazandolo, los huesos se debilitan y existe una mayor probabilidad de quebrarse. Al ingerir la cantidad recomendada de calcio, se ayuda a que los huesos se mantengan fuertes.

El calcio también mantiene nuestros dientes y encías saludables a lo largo de nuestras vidas porque es lo que ayuda a que los dientes de leche y los de adultos se desarrollen debidamente y se mantengan fuertes para resistir las caries dentales. El calcio es también importante para prevenir enfermedades de las encías.

Fuente: Instituto Nacional de Salud

Publicado por Mi Escuelita Saludable on lunes, 23 de agosto de 2010

0 comentarios

Publicar un comentario